Crónica Shopping Night Murcia I


La noche del viernes 16 de diciembre era una de las más especiales en la ciudad de Murcia, ya que se celebraba por fin una Shopping Night.
No sólo las tiendas abrían hasta tarde, si no que además se obsequiaba a los clientes que decidieran acudir al evento. Esto mismo pasaba en el Museo Ramón Gaya en el que si validabas que habías comprado en alguna de las tiendas participantes de la Shopping Night, te regalaban un salvamantel con motivos de una de las obras del Autor.
Asimismo, en este museo se exponían piezas de diseñadores murcianos, entre ellos, Otilia, Paula del VasSerrano Alcázar y Gore que  intercalaban sus artículos entre las obras de Gaya.


Nosotras, como buenas consumistas, visitamos algunas de esas tiendas. Nuestra primera parada se produjo en Le mien, situada en la Plaza de Sto. Domingo. Esta tienda se distinguió del resto en cuanto a su apuesta por el espectáculo consistente en una magnifica actuación del grupo de música Jamones con tacones, una copa con champán y bombones, estos últimos distribuidos por toda la tienda,

e incluso, la creación de un escaparate interactivo. Como podéis ver, esta tienda lo tenia todo medido al milímetro.

La siguiente parada fue la tienda Carmen Hernández, en la que nos atendió una chica muy amable que nos contesto a todas nuestras preguntas. Este fue uno de los comercios que más llamó la atención debido a su cuidada decoración exterior (de hecho mientras la entrevistábamos pudimos comprobar como alguno de los viandantes tomaban alguno de los objetos decorativos como recuerdo).


Esa noche que iba a ser muy larga, decidimos tomar un "break" y nos escapamos a La Azotea para conocer la presentación del fanzine de Manifiesto Azul.
Al poco rato, fuimos a la magnífica tienda de Pura Alma, en donde, conocimos a su dueña, Gema. Una mujer que supo plasmar su encanto personal en la decoración de su tienda. También tuvimos oportunidad de charlar con Irene Jover, diseñadora que confecciona los tocados de Pura Alma y Carmen Hernández.




Para finalizar la noche, pasamos al photocall que había montado un grupo de fotógrafas y diseñadoras gráficas  llamadas sicotticas. Asimismo, pasamos por la tienda de Dolores Promesas para ponerle el broche de oro a  la primera edición de la Shopping Night.


Sin duda alguna espero que se vuelva a repetir y que con suerte alguno de los diseñadores incluidos en esta crónica y, muchos de los que ahora la leéis, participen el próximo año con sus propios diseños.










2 comentarios

  1. Me alegra que te haya gustado. Es que el evento dio para mucho :)

    ResponderEliminar